Blog, Otros, Recomiendo+, Reseña

El misterio de la fórmula robada, de Israel Campos

978849845594.JPG

El misterio de la formula robada, es una historia divertida, original, que engancha desde la primera página. Es un libro ideal para niños a partir de diez años y está dividida en cuarenta y cuatro capítulos cortos que junto a los ágiles diálogos, hacen muy amena la lectura. Es uno de esos libros que no solo tienes que leer, sino que además tienes que comprar, porque merece pasar a formar parte de la colección de libros de cualquier casa. Hacía tiempo que no me reía tanto, que no disfrutaba tanto, y que no sentía esa sensación de querer más al terminarlo.

Me ha recordado mucho a las aventuras de Sherlock Holmes, y en los últimos capítulos, a las novelas de Agatha Christie, por el modo  de tratar el desenlace, reuniendo a todos los sospechosos en el gran salón de la mansión de la tía Matilde, la emperatriz de las galletas, para descartar sospechosos y dar con el ladrón…

Pero ¿de qué va exactamente el libro?

Sandra y Pedro son dos hermanos que se pasan todo el día discutiendo. Esperan ansiosos la carta de la tía Matilde para invitarles a pasar el verano en su gran mansión como cada año ya que tía Matilde es la dueña de la mayor fábrica de galletas del mundo. ¿Quién no querría pasarse un verano comiendo las mejores galletas y dulces?

—Mirad lo que ha llegado para vosotros —les canturreó su madre mientras sujetaba en el aire un sobre.

—¿Es de ella? —preguntó Sandra.

—¡Calla! ¿Es de ella? —repitió Pedro.

—No me mandes callar, albóndiga!

 

Una vez allí, en la fiesta de presentación de una nueva fórmula de galletas, ocurre algo espantoso. Alguien le roba la fórmula a tía Matilde. La policía comienza a investigar el caso, pero no dan con el ladrón. Entonces, los dos hermanos, decidirán convertirse en detectives imitando a Sherlock Holmes y Watson (ya que Sandra es una gran lectora y admiradora del famoso detective), y tratarán de averiguar quién robó la fórmula de su tía. En ese proceso, vivirán diferentes situaciones de lo más divertidas.

Y durante la investigación, los dos hermanos que se llevan como el perro y el gato, trabajarán juntos, codo con codo, y se darán cuenta que las cosas siempre salen mejor si se hacen equipo, si se coopera con el otro…

Tengo que decir, que el robo sucede no demasiado tarde, por lo que enseguida se despierta el interés por descubrir quien había robado la misteriosa fórmula de las galletas. ¿Será el mayordomo que mira de una forma muy extraña a la tía Matilda? ¿Será el guarda inglés que se pone nervioso cuando hablan de robos? Si hay tantos pelos en la escena del robo…¿No podrían haber sido los perros? ¿Federico? Todos los personajes parecen inocentes y sospechosos a la vez. Y como lector te encuentras divagando, pensando en quien podría ser, y pasando los capítulos sin descanso para llegar al increíble final donde los dos hermanos lo descubren.

—Bien —continuó Matilda—.Pues, como sabéis, el motivo de esta cena es presentaros mi nueva galleta. La última que lancé al mercado fue un éxito, pero ya hace más de un año de eso. Desde entonces, mi equipo y yo hemos estado trabajando e un nuevo y magnífico sabor. Y vosotros, amigos míos, vais a ser los primeros en probarlo.

Es llamativo ver como el autor te sumerge en ese mundo a lo Conan Doyle, (en el libro, la protagonista Sandra es una gran admiradora de sus libros y pondrá en práctica todo lo que ha leído para tratar de dar con el culpable).

¿Conseguirán los dos hermanos averiguar quién o quienes han sido los responsables del robo de la fórmula?

Tengo que terminar añadiendo que, a pesar de no dejar de ser una novela infantil, me ha gustado la forma en el que se maneja el misterio. De ningún modo se hace previsible quién es el ladrón (bueno, como lector adulto se puede intuir, pero más hacía el final), pero a los niños, esa trama tan elaborada les resultará de los más motivante. He leído otros libros de misterio para niños donde desde el principio se intuye cómo será el desenlace, por lo que es de agradecer que en este caso no sea así. Cualquier padre disfrutará lo mismo o más leyéndolo con sus hijos.

Entonces, ¿quién ha robado la misteriosa fórmula de las galletas más ricas del mundo?

Si quieres descubrirlo tendrán que leer el libro. Eso sí, prepárate un platito de galletas de tía Matilde porque al acabar el libro terminarás con un hambre voraz, de galletas y de más libros de Israel Campos.

Puedes encontrar el libro en cualquier librería, o en la propia pagina de la editorial.

Anuncios

2 comentarios en “El misterio de la fórmula robada, de Israel Campos”

Si comentas, estás aceptando la política de privacidad. Únicamente utilizaré tu correo para los comentarios. Se almacenan en la plataforma wordpress y yo no los utilizaré ni los almacenaré para ningún otro propósito. ¡Gracias por comentar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.