Blog, Otros, Reseña

Mefi, Sata y Monio de Mercedes Neuschäfer-Carlón

Mefi, Sata y Monio es un libro que no deja indiferente. Lo primero que hay que decir es que es un libro del año 88 pero que gracias a la editorial Kalandraka se ha vuelto a recuperar sin que caiga en el olvido. Y es una suerte porque hay, desgraciadamente, algunos buenos libros  que terminan finalmente descatalogadas. Podría ser apropiado para niños a partir de los 8 o 9 años, pero como siempre digo esto depende de cada niño.

Mefi, Sata y Monio podríamos considerarlo como un cuento gótico para niños. Se desarrolla en un escenario inquietante: un castillo en mitad del bosque y tres niños endemoniados.

Tenían los pelos enmarañados, las duras orejas terminadas en punta y las uñas de los pies y manos tan largas y fuertes como las garras de un ave de rapiña.

Obviamente solo con leer el título uno ya se da cuenta de que el nombre de los tres niños no ha sido al azar: Mefi ( de Mefistófeles) Sata ( de Satanás) y Monio (de Demonio).

Estos tres niños viven en este tenebroso castillo con su padre, el viudo conde Similoff  que desde que su mujer murió no puede soportar lo vivo ni lo alegre y por eso duerme en un ataúd al igual que sus tres hijos

La mujer del conde había fallecido joven, siendo sus hijos muy pequeños. Desde entonces el conde vivía sumido en la más profunda tristeza. No podía soportar lo vivo, lo alegre. Ordenó arrancar todas las flores del jardín, disparar sobre los pájaros que cantaban en él y desterrar de la casa los muebles claros y alegres. Para sí mandó construir un ataúd, en el que dormía, esperando, según decía, la muerte que le libraría de su desesperación. Sus hijos pasaron también, de sus camitas los mayores y de su cuna el más pequeño, a unos ataúdes de madera

Todo cambia cuando el conde, harto de la situación, decide volver a casarse, y lo hace con una dama que tiene tres preciosas y angelicales niñas rubias.

Los diabólicos niños, deciden, hacerles la vida imposible. Las niñas gritan de terror. Pero cuando el conde y la dama abandonan  el castillo por problemas de salud para visitar a un médico, los niños se hacen dueños del lugar….

¿Creéis que las niñas se quedarán de brazos cruzados? Ni los mismos diablillos hubieran podido imaginar que lo más tenebroso es lo que les sucederá a ellos.

Todo ello, narrado de una manera que te hace entrar en el castillo, reírte con los diablillos y sufrir por ellos. Con un lenguaje muy apropiado ( gritos, risas diabólicas, castillos tenebrosos, furiosos gritos y árboles descarnados) Mercedes Neuschafer-Carlón  (que es una escritora española, adoptando el apellido de su marido) nos logra transmitir ese ambiente tenebroso que tanto me gusta.

No quiero adelantar el final (no leas si no quieres) pero debo de decir que me ha encantado.

Y, al acariciar la condesa los sedosos cabellos de sus hijas, notó algo extraño: las orejas de las angelicales criaturas comenzaban a tomar una nueva forma y, en su parte superior, se iniciaba una pequeña punta dura

IMG_20180116_150357

Mención merece también las ilustraciones realizadas por Dani Torrent. No lo conocía pero ha sido uno de esos descubrimientos que te legran el día.  Son un complemento perfecto al libro, en el que refuerza ese carácter de horror y misterioso. Son pequeñas joyas.

Lo puedes conseguir en sitios como el fnac o la casa del libro.

Anuncios

Si comentas, estás aceptando la política de privacidad. Únicamente utilizaré tu correo para los comentarios. Se almacenan en la plataforma wordpress y yo no los utilizaré ni los almacenaré para ningún otro propósito. ¡Gracias por comentar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s