Blog, ENTREVISTAS, Otros

Nos habla Elisabet Blasco, autora de unos de los mejores libros para regalar estas navidades: EL SUEÑO DE CHOCOLATE

Es uno de los libros más tiernos que he leído. Debería ir acompañado junto con cada perro que se regalará estas navidades. 

Ya hice la reseña aquí: RESEÑA EL SUEÑO DE CHOCOLATE

Lo primero darle las gracias a Elisabet Blasco, la autora del libro, por tener la gentileza de acceder a que la entrevistase.

–Elisabet, cuéntanos un poquito sobre ti, ¿Cuál fue tu formación y cómo comenzaste a escribir para niños?

01Estudié psicología clínica. Al terminar, continué con un máster en trastorno mental grave. Años después, a raíz de un cambio de estilo de vida, me interesé en la dietética y nutrición humana. La última formación que he hecho ha sido en yoga. Ahora, desde la distancia, creo que toda esta andadura ha ido encaminada a adquirir una visión holística del ser humano y eso, en definitiva, ha permitido conocerme más a mi misma y también comprender un poquito más cómo funcionamos a muchos niveles. Mi última formación en yoga me ha dado la oportunidad, entre otras muchas cosas, de vivenciar en primera persona y tomar verdadera conciencia de la íntima conexión entre mente, cuerpo, emociones, etc. Ha sido una especie de ‘pegamento’ que lo ha unido todo.

La escritura es algo que surgió de manera natural en mi infancia y adolescencia. Todavía guardo la primera historia que escribí de niña. Pasaron bastantes años hasta que volví a ‘coger la pluma’, ocurrió en un momento difícil y aquella historia que empecé todavía está por terminar… Tiempo después, en pleno cambio de vida, surgió de nuevo la necesidad de escribir, fue entonces cuando creé el blog www.lafarfalletta.com y, en esa misma época de transición, me aventuré con las historias para los peques.

–Tu cuento El sueño de chocolate ha sido uno de los libros más tiernos que he leído. ¿En qué te inspiraste? Deduzco que eres una defensora de los animales….

Soy gran amante de los animales, me parecen unos seres nobles y preciosos, no puedo hacer otra cosa más que quererlos. Se me rompe el corazón cuando veo las barbaridades que el ser humano es capaz de hacerles. El sufrimiento es común a personas y animales, todos sufrimos, y me encantaría que hubiera más conciencia sobre ello.

Parte de la inspiración me la trajo un gato. Recuerdo que, por aquel entonces, cada día acudía a casa un minino flacucho de mirada tierna. Nos quedábamos observando el uno al otro un buen rato, pero cuando me acercaba a él, se marchaba. Poco a poco fue cogiendo confianza, hasta que se quedó en casa. Fue un gato muy querido que me regaló momentos preciosos. No se por qué pero los animales abandonados o solitarios me despiertan un instinto de protección brutal.

– Tu cuento El sueño de chocolate obtuvo la mención de honor en los Internacional Latino Book Awards en la categoría de ‘mejor álbum ilustrado infantil educativo en lengua inglesa’. ¿Qué sentiste cuando te enteraste de la noticia?

Sorpresa. Cuando me enteré que había sido seleccionado no me lo esperaba en absoluto. No me lo podía creer, de hecho, ¡aún no me lo creo…! De todas formas, gran parte de este reconocimiento va para Jon Brokenbrow, la persona que tradujo la historia.

Aunque los premios sean un reconocimiento, siento que el verdadero regalo es poder ver esa idea abstracta inicial materializada en un libro, es casi mágico. Y si la historia llega al corazón es todo un logro, pues creo que los sentimientos son grandes generadores de cambio.

–Escribes algo además de cuentos. ¿Con qué género te sientes más cómoda?
Para ser franca, me siento como una intrusa en este mundo, la verdad. Hay muchísimos autores estupendos, yo más bien ‘experimento’ y dejo que afloren las palabras.
He escrito poemas, algunos los creo en minutos -se escriben solos- otros se resisten más. También algún microrrelato y relato breve, algún que otro aforismo… Ahora mismo estoy escribiendo sobre yoga y alimentación. Depende del momento me nace escribir una u otra cosa. La cuestión es que disfruto escribiendo no importa tanto la forma del texto. Y si finalmente soy capaz de transmitir algo, es un regalo.

–¿Recuerdas algún cuento o libro que te gustó o te marcó especialmente cuado eras pequeña?

Me viene a la mente una historia que me contaba mi abuela de viva voz. Creo que era invención propia, yo me sentaba tan a gusto en su falda y ella empezaba a narrar. También un par de cuentos, el patito feo y la gallina de los huevos de oro. Además me encantaba pasar tiempo admirando las ilustraciones de los libros. Ya con más edad, recuerdo haber disfrutado mucho con Charlie y la fábrica de Chocolate.

– ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

En este momento estoy dedicando bastante tiempo y energía a un proyecto con el que estoy disfrutando muchísimo, además creo que puede aportar algo a muchas personas. Estoy escribiendo -desde mi propia visión y experiencia- acerca del yoga y la alimentación como medios para alcanzar un estilo de vida más armonioso y, en definitiva, para vivir más felices. Integro aquí parte de mi bagaje personal.
Está pensado para ayudar a todo aquel que quiera dar un giro a su vida, por eso tiene un enfoque muy práctico.
A partir de una técnica muy potente, que sirve como punto de inflexión, propongo un sencillo método para acercarnos a un estilo de vida saludable, respetando siempre el ritmo y la individualidad de la persona. La complejidad que implica el hecho de tener en cuenta la variabilidad interindividual ha sido lo que me ha impulsado a idear este método tan flexible. Gracias a él, la persona estará guiada en su proceso de cambio a la vez que podrá disfrutar de la libertad de elegir ‘el qué, el cómo y el cuándo’. Hay una amplia propuesta de herramientas, ejercicios, prácticas, etc. para que cada cual pueda empezar a dar los primeros pasos hacia su nueva vida mediante aquello más adecuado a su caso particular. Las propuestas son tan variadas que se puede encontrar desde una práctica para lograr sentarse a la mesa más tranquilo, y comer así desde la serenidad -por tanto, con moderación-, como ‘trucos’ para vencer los ‘antojos’ (galletas, snaks, chocolate…), hasta herramientas para aprender a activar nuestro sistema nervioso parasimpático, el que actúa en relajación, y poder así paliar los afectos del estrés en cualquier situación. Creo que lo mejor del libro es que se aleja de toda rigidez, que es la que nos encalla en muchas ocasiones a la hora de hacer cambios en nuestra vida.

– Cuento de Luz es una editorial muy conocida. ¿Te fue difícil publicar con ellos? ¿Cómo te surgió la oportunidad? ¿Cómo fue el proceso?

Supe de la existencia de Cuento de Luz gracias a un reportaje que vi en televisión sobre la editorial. Me enamoró su filosofía, iba mucho conmigo, y les busqué en las redes. Pasó bastante tiempo hasta que me aventuré a contactar con ellos, pero finalmente lo hice y tuve el placer de reseñar varios de sus títulos en mi blog. Más adelante les comenté si sería posible que echaran un vistazo a mis cuentos, y lo hicieron. Por aquel entonces tenía en mente varios temas para cuentos infantiles y el abandono de animales era uno de ellos. Finalmente Ana, la editora, me propuso escribir sobre el abandono animal, y estuve encantada de hacerlo pues era un tema que iba mucho conmigo.
Nunca olvidaré la emoción que sentí cuando me comunicaron que se iba a publicar la historia, que les había encantado… siempre les agradeceré de corazón la oportunidad que me brindaron. Fui muy afortunada.
Uno de los momentos más emocionantes del proceso fue cuando recibí las primeras ilustraciones de Cha Coco. Ver como la historia tomaba forma y color fue mágico, un regalo.

–¿Puedes contarnos cuando se despertaron tus ganas de escribir para el público infantil y porqué? ¿Tienes alguna obra más que no conozcamos?

Tengo varias historias escritas, sí, aunque no publicadas. Actualmente ‘duermen en el cajón’ un par de historias, una de ellas terminada y otra a la que le falta pulir algún aspecto. Al resto les falta trabajo.

¿Cuándo empecé a escribir para niños? Más o menos ya lo he explicado, fue aproximadamente en la misma época de la creación del blog. Aunque de niña ya empezara a escribir, lo hacía sin ningún tipo de conciencia sobre por qué o para quien lo hacía.
¿Por qué para niños? Los peques son el futuro y tal y como está el mundo… creo que es vital atender cualquier fuente de aprendizaje porque incidirá en la propia evolución del niño como persona adulta, y los cuentos son relevantes en este sentido. Pienso que es necesario ‘despertar’ los corazones. Hoy en día la sociedad, en general, está muy embrutecida, falta sensibilidad a todos los niveles y la literatura infantil es un medio maravilloso que permite transmitir emociones y sentimientos que, como he dicho, son grandes motores de cambio.
Es muy necesario que tanto pequeños, como adultos, desarrollemos la sensibilidad, la empatía, el respeto, etc. para ser capaces de ponernos en el lugar del otro. Y eso es algo que la literatura te permite hacer.
Hay una frase de Maria Montessori que dice: “La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.” Y esto es precisamente lo que busco en muchas ocasiones con mis historias. Me gustaría ser capaz de mostrar una situación pero sin dejar una ‘huella demasiado marcada’ sobre la ‘dirección correcta’ a seguir. Es decir, más bien busco agitar conciencias o expandir corazones con el fin, más bien, de facilitar ese ‘darse cuenta’ e incitar al niño a que empiece a desarrollar la capacidad de pensar por si mismo. Aunque también hay que decir que a veces resulta difícil no rebasar la delgada línea entre educar, de manera ‘flexible y abierta’, y adoctrinar. Lo ideal sería abrir una puerta al debate e incitar al niño a cuestionar las cosas.

–¿Qué te aporta escribir?

Es mi medio de expresión, y mi refugio. La escritura permite que me olvide de mi misma, pierdo la noción del tiempo. Cuando escribo me dejo ir, sin filtros, y aunque después pula el texto, la primera ‘bocanada’ es liberadora. Me aporta disfrute, bienestar, concentración, satisfacción, libertad, tranquilidad, mil cosas. Es terapéutico.
Este último proyecto en el que estoy trabajando, por ejemplo, me permite estar horas concentrada escribiendo, me fundo con el texto. Es una danza entre la mente y las manos, entre el flujo de ideas y los dedos en el teclado. Una meditación en toda regla.

–¿Qué opinas sobre la frase tan frecuente “los niños no leen”? ¿Crees que cuando eras niña se leía más?

Es cierto que años atrás no existía la tecnología de hoy en día y los niños nos divertíamos de otra forma, pero eso no implicaba más horas de lectura necesariamente. Supongo que, igual que ocurre en otros aspectos, es una cuestión que depende en gran parte del núcleo familiar. Los niños se fijan mucho en los adultos, aprenden imitando y generalmente hacen lo que ven. Si los adultos con los que conviven leen, habrá más probabilidades de que ellos también lo hagan.

–Cómo te gustaría que fuese tu vida dentro de 20 años, ¿qué te ves haciendo?

20 años son muchos años y la verdad es que no tengo la costumbre de plantearme un futuro tan lejano. Creo que solo es posible vivir en el presente, el pasado y el futuro se piensan, o se sufren, no se viven. De todos modos voy a intentar imaginarme con unas cuantas canas más…
En el plano mental y físico me gustaría disfrutar de buena salud. En el ámbito emocional y sentimental, tranquila, con mucha armonía, feliz y con mis seres queridos, con todos, los de 4 patas incluidos. Respecto a la actividad, hoy por hoy, me veo primordialmente escribiendo y, quizá, también ayudando a otras personas a vivir ‘mejor’, utilizando como medios tanto la escritura a nivel general, como las demás herramientas de las que dispongo, pero esto tal vez a un nivel más personalizado e individual integrando las disciplinas que he estudiado.

– Me gustaría acabar pidiéndote que recomiendes un libro (que no sea el tuyo), una canción que te guste especialmente, y una película que te haya marcado.

Creo que hay una canción para cada momento, ocurre lo mismo con los libros o las películas. Que nombre una u otro depende de tantas cosas… Somos, soy, puro cambio, no podría quedarme solo con uno, aún así:

Canción. Me puedes pillar escuchando tanto mantras como hard rock, jazz… Para ponerte un ejemplo: ‘Highway to hell’ de AC/DC o ‘Flying over Africa’ de John Barry para Memorias de Africa. Son totalmente opuestas y para momentos totalmente diferentes. Cuando empieza a sonar Highway me lleno de energía, me da fuerza. La segunda, aunque no sea una canción en sentido estricto porque no tiene letra, la elijo como música, me aporta mucha calma y bienestar. Supongo que la tengo asociada a la preciosa escena de la avioneta. Es la plenitud hecha música o al menos eso representa para mí.
Libro. En esta ocasión, y para no enrollarme demasiado, te diré ‘El regalo’, una novela de Eloy Moreno que llega al corazón. Terminas la última página con ganas de abrazar a tus seres queridos, y eso es un gran logro para un libro.
Película. Haciendo un gran esfuerzo, hoy elijo una muy antigua. Quizá no me hubiera acordado de ella si no la hubiera visto hace poco. Tomates verdes fritos. Idgie, ‘la encantadora de abejas’ me transmite fuerza, frescura, libertad… Tanto la escena del tren como la del aparcamiento que culminan al grito de ‘¡Towanda!’ no tienen desperdicio. Es curioso ver como Ruth cree que ha de ‘salvar’ a Idgie pero, a medida que avanza la película, es Idgie quien finalmente ‘salva’ a Ruth.

—Por último muchísimas gracias por dedicarnos parte de tu tiempo, y muchísimas suerte en todos tus proyectos futuros, estaremos muy pendientes.

Gracias a ti.

Anuncios

1 comentario en “Nos habla Elisabet Blasco, autora de unos de los mejores libros para regalar estas navidades: EL SUEÑO DE CHOCOLATE”

  1. Es una pena que no se pueda leer mas el cuento. Para los que no podemos comprarnos tantos cuentos como quisiesemos, podrías decirme si está en las bibliotecas? Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s