¨Siempre digo que los cuentos son grandes lecciones disfrazadas de historias para niños¨. Ana Meilán

presentación.jpgAna, lo primero muchas gracias por esta entrevista. La verdad es que tus dos libros hasta la fecha publicados, son pequeñas joyas para disfrutar poco a poco.  Empieza , contándonos  un poquito sobre ti:

-¿Cuál fue tu formación y cómo comenzaste a escribir para niños?
A veces la maternidad cierra una puerta y abre una ventana, eso me sucedió a mí. Todo cambió a raíz de ser Mamá hasta tal punto que me vida profesional dio un giro radical. Empecé a formarme con distintos narradores orales, acudí a sesiones de cuentacuentos siempre que tenía ocasión y un día uno de mis formadores dijo en el curso después de un ejercicio de escritura, “ya está, ya tenéis vuestro cuento, ahora solo hay que enviarlo a editoriales”. Ese día algo se encendió en mí, empecé a escribir para niños y aquí estoy tratando de llevar un poquito de magia a las horas del cuento.

–¿Te encontraste con muchos problemas a la hora de publicar tu libro?
No sé muy bien como contestarte a esta pregunta, no lo he visto como un problema, sino como una alternativa que al final resultó ser la mejor de todas ellas. Como el 99,9% de los escritores envié mis textos a editoriales, algunas me dijeron que tenía su línea de producción cerrada, otras que lo estudiarían, que lo comentarían con los directores de colecciones y otras no llegaron a contestar nunca. Un día sentada en el sofá de mi casa leí un libro autoeditado “El Hospital de Litera Tura” y me di cuenta de que podía ser un comienzo, así que empecé a investigar un poco el mundillo. Hoy doy las gracias a todos esos “no” o a esos “silencios” porque me obligaron a salir por mí misma y a aprender a pasos agigantados.

–Háblanos sobre tu primer libro, Lágrimas bajo la cama. ¿Cómo se te ocurrió la genial idea del ¨Bote de las Lágrimas¨?
Mi hija pequeña lloraba cada vez que su padre salía a trabajar, solía agarrarse a su pierna (como hace Simón en una de las páginas del libro) y yo trataba de calmarla explicándole que Papá vendría muy pronto, pero no había forma de que dejara de llorar. Y a veces la inspiración está en la situación más cotidiana.

ANA Y SILVINA 13.jpg

–¿Cómo se te ocurrió la idea de tu último libro? Háblanos de él…¿Dónde podemos conseguirlo?
¿Quién viene esta noche? nació en la mesa de la cocina (que es donde suelen llevarse a cabo las grandes conversaciones), sentada con mis hijos a la mesa y buscándole una explicación al porqué el ratoncito traía cosas diferentes a cada casa. En la nuestra el Ratón Pérez siempre traía monedas y a la de los amigos de todo un poco. Digo traía porque ahora mis hijos le piden a Lía o a Rudi que venga en cada diente y a veces les hacen caso y los sorprenden con sus regalos.
Se puede encontrar en muchas librerías de España (y alguna del extranjero), en Amazon o yo misma puedo enviarlo a través de mis páginas de Facebook o de la web http://www.lagrimasbajolacama.com

–¿Recuerdas algún cuento que te gustó especialmente cuando eras pequeña?
Si pienso en libros de mi infancia diría sin lugar a dudas “Las aventuras de los Cinco”, solía intercambiarlos con los amigos y pasarme largas tardes leyéndolos.

–¿Te ves escribiendo otro tipo de literatura?
¡¡Ufff quién sabe!! Si hace años me dijeras que estaría escribiendo libros para niños no sé si me lo creería, así que… imposible responder a esa pregunta.

–¿Qué es lo que te gusta de los cuentos infantiles? ¿Crees que pueden hacernos despertar al niño que todos llevamos dentro?
Siempre digo que los cuentos son grandes lecciones disfrazadas de historias para niños. Hay auténticas maravillas dentro de la literatura infantil. Desde luego son un motor para poner en marcha toda una maquinaria, independientemente de la edad que tenga el lector.

– ¿Recuerdas la última vez que lloraste, pero de alegría?
Lloro taaaantas veces que no sabría cuando fue la última… ¡¡ahhhh pues esta misma semana!! Cuando llegué a casa tenía un regalo esperándome encima de la mesa. Era un regalo de una librera de Valencia (Verónica Mat, de Papelería Oliver). A veces no hace falta conocerse en persona para sentirse querida, Verónica me envió un libro que ella sabía que le tenía muchas ganas (Las arrugas de la Abuela) y fue toda una sorpresa, no contaba con él. Sentir que mis libros trajeron personas tan maravillosas a mi vida no tiene precio.

–¿Qué te aporta escribir, por qué te gusta hacerlo? Se dice que el escritor no puede evitar escribir… que simplemente le sale. ¿Qué hay de cierto en eso?
Bueno, es cierto y no lo es… Yo no me considero “una escritora”, simplemente me gusta escribir, leer, transmitir… a veces hay ideas que por alguna razón que desconozco cuando me siento en el ordenador hacen que mis dedos se muevan de una forma que no puedo controlar, es como si escribieran solos y otras por mucho en que me empeñe no consigo que tecleen ni la primera palabra. Creo que es importante escribir todos los días, trabajar la escritura, formarse, aprender a diario, dedicarle un tiempo, da igual lo que escribas, la lista de la compra, los planes, la forma de las nubes… lo que quieras con tal de escribir.

–¿Qué consejos le darías a los lectores que quieren empezar a escribir un cuento pero no saben qué hacer con él? ¿Existen vías alternativas a la publicación tradicional?¿Qué consejos les darías?
Que busquen información, mucha información, detrás de cada puerta, debajo de todas las piedras, que nunca se queden con un “no”, siempre hay otras opciones, aunque al principio nos parezcan difíciles o que no sean lo que tenían en mente, pero se aprende caminando, así que.. ¡¡a caminar!!
El mundo está cambiando, nada es igual que hace veinte años, y en el sector editorial pasa exactamente lo mismo. Antes era impensable autopublicar y tener “éxito”, básicamente porque no tenías acceso a muchas de las partes necesarias para llevar a cabo una publicación. Ahora con internet la revolución también ha llegado a la publicación de libros. Es más fácil que una librería de la otra punta de España te conozca, o incluso del mundo. Tengo la suerte de que mis libros se venden también en Hong Kong, Alemania, México, EEUU, Uruguay… y todo gracias a la red, ahí no hay límites. Todo está al alcance de un soñador con ganas de que se conozcan sus sueños.

– Me gustaría acabar pidiéndote que recomiendes un libro infantil (que no sea el tuyo), una canción y una película que te hayan marcado.
Un libro infantil: La Gran Fábrica de las Palabras, de Agnes de Lestrade
Una Canción: Qué bonita la vida de Dani Martín
Una Película: Dirty Dancing (¿Queda alguien sin verla?)

Por último, muchísimas gracias por dedicarnos parte de tu tiempo, y mucha suerte en todos tus proyectos futuros.

Anuncios

3 comentarios en “¨Siempre digo que los cuentos son grandes lecciones disfrazadas de historias para niños¨. Ana Meilán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s